Partager
Versión para impresora

Current Size: 100%

Innovación tecnológica

El récord del viaducto de Millau es un pilar de 245 metros de altura

La construcción del viaducto recurrió a la mayoría de las técnicas punteras utilizadas en el mundo de las obras públicas. Hasta entonces, ninguna obra en construcción había reunido un concentrado de tecnología semejante. Láser, GPS, lanzaderas, encofrados autodeslizantes, aglomerado específico, hormigón de alto rendimiento, materiales innovadores han contribuido al éxito de esta obra fuera de lo común.

Varias patentes fueron registradas, como la del hormigón BSI Ceracem o la de las lanzaderas con gatos hidráulicos que permitieron lanzar al vacío 36.000 toneladas de acero, es decir, el equivalente a 5 torres Eiffel.

Diversas innovaciones favorecieron un ahorro de tiempo y productividad, como la prefabricación en planta de las piezas de acero, seguida del ensamblaje en el suelo o la utilización de encofrados autodeslizantes para la construcción de los pilares. Gracias a estos métodos, se mejoró la seguridad de los operarios, limitando el tiempo pasado en las obras en altura.

Tres años es un plazo excepcional para la construcción de una obra de ingeniería de esta magnitud.

El viaducto de Millau ha sido galardonado con varios premios internacionales por su arquitectura.

Un entorno preservado

Por otra parte, el Viaducto de Millau se inscribe plenamente en la política de desarrollo sostenible del grupo Eiffage: «planificar el presente para construir el futuro».

Una gestión verde de la obra limitó el impacto sobre el entorno natural, apoyándose en una implantación estudiada de las vías de acceso y de los sitios de producción. Esta voluntad estuvo en consonancia con la selección de empresas certificadas conforme a las normas ISO 9001 y 14001.

La obra une el acero con el hormigón, lo que garantiza una estructura fina y resistente a la vez y, por ende, un tablero más ligero. Esto favorece la integración del Viaducto en su entorno y limita la superficie cubierta a 7 puntos de apoyo (pilares). Durante su construcción, se economizaron 5.000 rotaciones de camiones en el sitio, privilegiando el trabajo en fábrica.

Una visita insoslayable

El viaducto multi-atirantado más alto del mundo es un símbolo de modernidad. Proeza arquitectónica firmada por Norman Foster y Michel Virlogeux, su elegante silueta se inscribe en el increíble paisaje de Grands Causses. El gran público sigue acudiendo en masa para (re)descubrirlo y en él se suceden personalidades del mundo entero.

Cada año, más de 500.000 personas visitan esta obra desde todos los ángulos.

 

VIADUCT ESPACE INFO: ¿Quién mejor que su constructor para hacerte descubrir el viaducto?

Este es el espacio oficial de visita para saber cómo se erigió este coloso, de qué está hecho y cuáles son los secretos de su construcción.
Situado debajo del viaducto, al pie del pilar P4, el Espacio de Información del Viaducto te da la bienvenida los 7 días de la semana:

  • de 10:00 a 19:00 h (de abril a octubre)
  • de 10:00 a 17:00 h (de noviembre a marzo)

Comments

Enviar nuevo comentario

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Lines and paragraphs break automatically.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.