Partager
Versión para impresoraEnvoyer à un ami

Current Size: 100%

La abadía de Sylvanès

 

Verdadera joya del arte cisterciense, declarada "Gran Paraje de Midi-Pyrénées", esta antigua abadía se convirtió en un centro de encuentros culturales y musicales de renombre internacional.

La historia de un esplendor… ¡la aventura de un renacimiento!

Visites virtuelles de l'abbaye de Sylvanès

Enclavada en el corazón de un valle arbolado, la antigua abadía de Sylvanès fue fundada en 1136 por Pons de l’Héras, un bandido arrepentido que, tocado por la gracia divina, decidió terminar su vida al servicio de Dios… Los monjes constructores tardarán más de un siglo en edificar la fabulosa iglesia abacial.

A finales de la Edad Media, la Abadía entra en un largo período de decadencia: vendida como bien nacional durante la revolución, el edificio se transforma en cantera de piedra, granero y hasta aprisco.

Declarada monumento histórico en 1854, la abadía fue comprada por el municipio de Sylvanès en 1970. Desde 1975, vive un renacimiento excepcional gracias a la acción dinámica de la Asociación Amigos de la Abadía bajo el impulso del Padre André Gouzes y de Michel Wolkowitsky.

Un centro cultural y espiritual

En la actualidad, la abadía constituye un elemento patrimonial destacado y en un espacio de cultura, arte y espiritualidad. Durante nueve meses al año, ofrece un rico programa de actividades: cursillos de canto, coloquios, encuentros espirituales, festival de cine musical, programación de espectáculos dirigidos al público joven y a las familias, talleres de práctica artística para los escolares, viajes culturales…

Su iglesia abacial, dotada de una acústica excepcional, acoge cada verano, desde hace más de 30 años, el

«Festival Internacional de Música Sacra, Músicas del Mundo»

Lugares para visitar: la Abadía (iglesia abacial, scriptorium (s. XIII), sala capitular, galería este del claustro) y la capilla rusa.

El Festival de Música Sacra - Músicas del Mundo en julio y agosto

En más de 30 años de existencia, lo que en un principio era una simple animación estival se convirtió en una de las citas musicales ineludibles de la región. Este éxito se debe a la voluntad constante del festival de permanecer fiel a sus valores fundamentales: compartir, saber escuchar y favorecer el encuentro de culturas y religiones.

Cada año, el festival de música ostenta una selección artística diversificada que aúna con inteligencia el amplio repertorio sacro de Occidente con las tradiciones musicales sagradas y populares del mundo entero.

Comments

Enviar nuevo comentario

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Lines and paragraphs break automatically.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
7 + 1 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.